Origen del Larimar

Fenómenos Volcánicos

Un volcán es una abertura en la corteza terrestre. Durante algunas erupciones, un flujo de material rocoso fundido muy caliente sube de las profundidades de la tierra y sale de la boca del volcán. El material rocoso fundido se llama lava.

Génesis

Hace muchos millones de años, la isla de Santo Domingo comenzó a formarse por partes, emergiendo de la profundidad marina.

Primero fue la Cordillera Central, constituida por rocas volcánicas, hace aproximadamente 100 millones de años, se inicia la emergencia de la Sierra de Bahoruco, en el suroeste de la isla, por su porción oriental, en su constitución destacan también rocas volcánicas conocida en geología con los nombres de andesitas y basaltos.

 

Del magma o parte incandescente del interior del planeta, inyectadas hacia fuera, se hicieron visibles en la corteza terrestre las masas que al enfriarse, darían origen al macizo de rocas.

Los componentes químicos de estas soluciones incandescentes eran muy variados. Se destacaron los minerales en forma de silicatos que se mezclaron con componentes de aluminio, sodio, calcio, hierro, etc.… formándose axial los minerales esenciales y los secundarios, entre todo este paquete químico, logro formarse una asociación muy poco frecuente en la naturaleza: silicio-oxigeno con elementos sódicos y cálcicos.

Asi se formaron en proporciones adecuadas, pero al azar, unas concreciones compactas de pequeñas masas, poseedoras de brillo, en múltiples variantes de color: en geología se conocen bajo el nombre de pectositas.

El nombre fue dado por el geólogo alemán Kobell en 1828 juntando las palabras griegas pektos (que esta formado por diferentes partes) y lithos (rocas) la pectosita es, por tanto, una rocca secundaria. El proceso de vulcanismo, através de los años, logro sacar a la superficie masas incandescentes que alteraron a las rocas ya constituida. Las rocas calizas se venían formando sobre ellas, pero los gases y la masa de fuego perforaron las rocas creando verdaderas chimeneas tubulares.

Por la alta temperatura a que se ve sometida la masa incandescente que es empujada por los gases de interior, se produce la cristalización de algunos materiales. La lava volcánica, al enfriarse la columna fluyente, sirve de soporte cementante de la masa, donde se han ido formando andesitas, pectositas, azules, basaltos y otros minerales. Las cenizas oscuras y grises del tubo, chimenea o columna, ofrecen contraste de color con los otros materiales.

Para el finan del Mioceno las rocas estaban expuestas sobre la caliza. El proceso de erosión y meteorización, o efecto de las condiciones meteorológicas (agua, viento, temperatura…), hizo desprender, fracturar y desplazar los fragmentos de roca por el cauce del río Bahoruco, y de aquí, el agua los llevo hasta las costas del mar. Su color y el pulimento por la fricción o roce, hizo fijar la atención sobre ellas… son las pectositas azules o larimar.

Pectolita en el mundo

La pectosita, antiguamente denominada ratholita, es un silicato acido hidratado de calcio y sodio.

De amplia difusión en el mundo, podemos encontrar yacimientos de este mineral, conocidos como afloramientos, en muy distantes lugares del planeta: Estados Unidos (Michigan, Arkansas, New Jersey, California), Canada, Inglaterra (Escocia), India Austria (Tirol), entre otros. Son en realidad huellas y consecuencia de la actividad volcánica de la tierra, hace muchos millones de años.

Pectolita azul: larimar

La única localidad donde el larimar aparece, en la corteza terrestre, es la provincia de Barahona, en el regio sur-occidental de la Republica Dominicana

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook